System.NullReferenceException: Object reference not set to an instance of an object.
   at ASP._Page_Views_Partials_Modules_PopupBanner_cshtml.Execute() in c:\inetpub\sites\weckenmanncom\webroot\Views\Partials\Modules\PopupBanner.cshtml:line 10
Visual

Prelosas

La prelosa, también coloquialmente referida como losas de filigrana o losa semiacabada, se utiliza en la edificación residencial e industrial.

La prelosa se utiliza preferiblemente en combinación con el muro doble para crear estructuras monolíticas y destaca por su reducido peso propio. Gracias a ello, en obra es posible utilizar grúas de menor carga para colocar la pieza semiacabada.



Gracias al reducido peso propio/volumen, los costes de transporte son proporcionalmente mas bajos que los de elementos prefabricados completos de hormigón

La prelosa se compone por lo general de una placa de hormigón de 40 - 60 mm de espesor, armaduras longitudinales y transversales y celosías rígidas en dirección longitudinal. Las celosías se componen por barras de armadura soldadas; la barra visible del cordón superior, dos barras del cordón inferior empotradas en el hormigón, así como las diagonales entre cordón superior e inferior. La unión entre la pieza prefabricada y el hormigón in situ queda garantizada gracias a la superficie rugosa de la prelosa y las diagonales de las celosías.

En la propia fábrica de prefabricados de hormigón ya se colocan en la prelosa piezas tales como cajetines, conductos, pasos, etc. Luego de la colocación en obra se dispone una capa adicional de armadura compuesta por barras de acero; en especial se requiere armadura adicional transversal en las juntas. Esta armadura transversal tiene que estar fijada de tal forma que no se desplace durante el hormigonado posterior. Además, esta armadura no puede colocarse directamente sobre la pieza prefabricada; para garantizar la suficiente durabilidad hay que mantener el recubrimiento de hormigón correspondiente según el caso de aplicación.


Aparte se colocan los conductos adicionales para cables eléctricos y luego se termina de hormigonar in situ formando la losa completa. Durante el fraguado del hormigón es necesario apuntalar la prelosa por debajo. Es un encofrado perdido y la cara inferior de la prelosa se caracteriza por un excelente acabado superficial, listo para empapelar o pintar. No es necesario revocar, sin embargo hay que emplastecer las juntas formadas entre las placas de hasta 3 m de anchura.

Informaciones

  • Losa de hormigón: por lo general 40 – 60 mm de espesor.

  • Longitud: hasta aprox. 10–12 m

  • Anchura: por lo general hasta 3 m, según las posibilidades de transporte a obra.

Otros artículos sobre el tema