Visual

RAIL.ONE aumenta la capacidad de producción de la fabricación de traviesas de hormigón

01/02/2018

Desde su introducción en el año 1970, las traviesas de hormigón B70 son las traviesas de hormigón pretensado más utilizadas en la red ferroviaria de la Deutsche Bahn. Permiten un uso flexible, soportan hasta 25 toneladas y permiten una velocidad de hasta 250 km/h. Y apenas pesan 280 kilogramos. RAIL.ONE también fabrica la B70 en la planta Coswig, junto a Dresde, en una instalación de circulación de grandes dimensiones.

 

B70, un producto siempre actual

Las traviesas B70 fueron desarrolladas por la Oficina central de la Bundesbahn pero han sido producidas y continuamente perfeccionadas por Rail.One. La empresa pertenece al grupo indio PCM Group of Industries. El grupo PCM RAIL.ONE produce desde hace más de 60 años traviesas de hormigón y sistemas de vías y cuentan con once emplazamientos de producción en todo el mundo.

En Alemania, las traviesas de hormigón B70 son fabricadas por RAIL.ONE GmbH desde 1992, entre otros, en el emplazamiento de Coswig, junto a Dresde. Debido al gran aumento de la demanda, los responsables de Rail.One tomaron la decisión de aumentar considerablemente la capacidad de producción para la B70 en la planta de Coswig.

La ampliación de la capacidad de la instalación se encargó al contratista general, Maschinen- und Anlagenbauer Weckenmann GmbH & Co.KG. Se debía tener en cuenta que los moldes cuádruples de acero fueran transportados desde la circulación existente a la cámara de curado ampliada a través de una vía de rodillos de carga pesada. Y con un tiempo de ciclo lo más breve posible.

Los moldes cuádruples son recogidos en la nueva instalación por una grúa automática rápida (carga útil 8 t) y almacenados unos sobre los otros en la cámara de curado de grandes dimensiones en cinco fosos individuales. Cuando un foso está lleno, este es cerrado automáticamente por la grúa apiladora. El tiempo de curado mínimo es controlado de forma precisa por el sistema. Una vez finalizado el tiempo, la grúa vuelve a retirar los moldes, que son alimentados nuevamente a la circulación a través de una vía de rodillos de carga pesada. Los accionamientos y el cabrestante cuádruple requieren un sistema de accionamiento altamente dinámico y preciso.

 

Vista de la nueva cámara de curado en RAIL.ONE en Coswig.

El sistema de control de la instalación de Weckenmann con visualización integrada controla todos los procesos de la instalación de forma fiable y está conectado al sistema de control de la circulación existente.

Como contratista general, Weckenmann también construyó la nave de 54 metros de longitud, una construcción de acero con paneles aislantes para el techo y las paredes.
La ampliación de la capacidad en Coswig tuvo lugar sin interrupción de la producción en curso. Esto no hubiera sido posible sin una buena planificación del proyecto y una cooperación estrecha y colaborativa entre los equipos de proyecto de RAIL.ONE en Coswig y Weckenmann.

Molde cuádruple para las traviesas B70.
Grúa apiladora totalmente automática

INFORMACIÓNES Y ENLACE

Otros artículos sobre el tema