Visual

El fabricante de elementos prefabricados de hormigón ABI lleva a cabo un sofisticado proyecto de reequipamiento y aumenta la productividad de su instalación

23/08/2017

En colaboración con el constructor de máquinas Weckenmann Anlagentechnik GmbH & Co.KG y en el marco de una modernización de las instalaciones, la empresa Andernacher Bimswerk GmbH & Co.KG (ABI) pretende lograr un aumento de la productividad de aproximadamente el 15 por ciento en el encofrado automático de bandeja de encofrado en el emplazamiento de Bedburg/Erft.

El fabricante de elementos prefabricados de hormigón Andernacher Bimswerk GmbH & Co.KG (ABI) produce en tres emplazamientos en Alemania prelosas armadas, muros dobles y losas macizas para el mercado alemán y el mercado europeo, tanto para construcciones industriales como privadas. En el emplazamiento de Bedburg en el distrito Rhein-Erft, a aproximadamente 40 minutos en coche al noroeste de Colonia, ABI opera una instalación de circulación de alto rendimiento. La empresa familiar fundada en 1950 cuenta desde hace muchos años con una excelente reputación, también más allá de las fronteras de Alemania. Sin ir más lejos, el arquitecto británico Sir Norman Forster utilizó 12 000 m2 de prelosas armadas Syspropart de ABI en diseño de hormigón visto para un moderno complejo residencial «Gauge» en Manchester.

«La buena reputación de ABI como proveedor fiable de elementos prefabricados de hormigón no es casualidad», comenta Dietmar Kiene, director de ventas del fabricante suabo de máquinas e instalaciones Weckenmann Anlagentechnik GmbH & Co.KG de Dormettingen, «ya que la gerencia de ABI está continuamente buscando nuevas posibilidades para continuar mejorando la calidad y la rentabilidad de sus instalaciones ». Dietmar Kiene lo sabe perfectamente, porque ABI es «un cliente exigente de Weckenmann» desde hace más de treinta años, explica el director de ventas. Muchas de las instalaciones y sistemas con los que ABI produce elementos prefabricados de hormigón en la fábrica de Bedburg en servicio de dos turnos llevan el logotipo azul Weckenmann del constructor de máquinas de Dormettingen. Al igual que el nuevo almacenador completamente automático y las nuevas vías de rodillos de transporte que los especialistas de Weckenmann han implementado en el marco de un proyecto de reequipamiento en ABI en Bedburg hace algunas semanas.

Antes del proyecto de reequipamiento: instalación de encofrado de ABI Bedburg
Tras la modernización: Instalación de encofrado con nuevas vías de rodillos de ciclo y nuevo almacenador Weckenmann

Expertos en instalaciones nuevas y reequipamientos

Pero Weckenmann no solo colabora con ABI cuando se trata de nuevas instalaciones para la fabricación de productos prefabricados de hormigón. En ABI también aprecian la capacidad y las décadas de experiencia del constructor de máquinas suabo en reequipamientos, es decir, en la modernización de instalaciones. «Reducción de costes por unidad, reducción del tiempo de ciclo, mejora de la calidad, aumento de la flexibilidad: los fabricantes de elementos prefabricados de hormigón se enfrentan a los mismos desafíos que nosotros como constructores de máquinas», comenta Hermann Weckenmann, director ejecutivo de la empresa. «Nuestros clientes se pueden enfrentar a estos desafíos mediante la instalación de una planta de producción completamente nueva o bien con una modernización específica y sofisticada. Nuestra experiencia nos permite afirmar que una modernización estratégica muchas veces puede resultar más económica para el cliente que una instalación nueva». Weckenmann asesora a ABI desde hace años en proyectos de modernización, durante los cuales se instalan nuevas bandejas de encofrado, dispositivos de elevación, sistemas de encofrado e imanes de sujeción, entre otros. ABI valora la experiencia y los conocimientos técnicos del constructor de máquinas suabo, que lleva desarrollando almacenadores y robots de encofrados para la fabricación de elementos prefabricados de hormigón desde 1992.

 

Reducción del tiempo de ciclo, aumento del rendimiento

En el presente proyecto de reequipamiento, las pautas de ABI Bedburg incluían la reducción del tiempo de ciclo y el aumento correspondiente del rendimiento de la instalación para la producción de prelosas armadas y muros dobles. La zona de encofrado existente de la instalación a circulación de bandejas estaba compuesta por dos bandejas de encofrado paralelas, un robot de encofrado, un transportador transversal y un depósito para los encofrados. El robot de encofrado existente no solo era responsable del encofrado de ambas mesas de encofrado, sino también de la introducción y extracción de encofrados. Tras un detallado análisis in situ quedó claro que solo sería posible lograr un aumento considerable de la productividad si se liberaba al robot de encofrado existente de sus tareas de almacenamiento. Mediante la instalación de nuevas vías de rodillos entre ambos puestos de encofrado sería posible alimentar los encofrados del depósito al robot de encofrado para descargarlo aún más en sus tareas. Y como siempre en los proyectos de reequipamiento, esta medida debía afectar lo menos posible a la rutina de trabajo diaria.

 

ABI y Weckenmann: un equipo

Tras la adjudicación del proyecto al concepto de Weckenmann, sus expertos en reequipamientos comenzaron con la elaboración de detalles y la planificación precisa de los plazos para todas las medidas. Dietmar Kiene describe la colaboración entre ambos equipos de ABI y Weckenmann como extremadamente buena y constructiva. «Justamente cuando el cliente asume por sí mismo algunas tareas de un proyecto de reequipamiento, todo debe estar perfectamente organizado », comenta Dietmar Kiene. «Y todo fue perfecto, tanto desde el punto de vista humano como técnico».

 

Montaje en tan solo una semana

Tanto la concepción y la construcción de los nuevos componentes en Dormettingen, como también el montaje y la puesta en servicio de la instalación modernizada en ABI en Bedburg, se realizaron con la mayor eficiencia. En tan solo una semana, aprovechando los festivos de semana santa, un compenetrado equipo de técnicos, montadores, jefes de montaje y operadores de máquinas de ABI y Weckenmann desmontó los componentes antiguos e instaló los nuevos sistemas. ABI pudo poner la instalación modernizada en servicio tras un plazo de reequipamiento de siete días. Entre tanto, ABI ya está produciendo prelosas armadas y muros dobles en la instalación con una operación de tres turnos. «La instalación funciona perfectamente», comenta Ulf  Schumbrink, responsable de servicio y mantenimiento en ABI, «el manipulador de encofrados se mueve a gran velocidad y nuestro robot de encofrado ya se dedica únicamente a encofrar y plotear ».

 

Aumento de la productividad alcanzado

La instalación modernizada ha demostrado su eficiencia en la rutina diaria de la producción y ABI estima un aumento de la productividad de proximadamente el 15 por ciento. «Pero creemos que se logrará algún punto porcentual más una vez que todo esté adaptado de forma óptima», explica Dietmar Kiene, director de ventas de Weckenmann.

 

INFORMACIÓNES Y ENLACE

Otros artículos sobre el tema