Visual

Una fábrica de prefabricados de hormigón en Kazajistán produce desde hace 12 meses elementos prefabricado de hormigón de alta calidad

01/12/2017

La empresa kazaja Uy Kurylys produce en Aktobé desde mediados de 2016 forjados, elementos sándwich, muros interiores, elementos de huecos de ascensor y escaleras de hormigón en una instalación de circulación universal de Weckenmann. De este modo contribuye a solucionar la gran demanda de viviendas de esta república de Asia Central.

 

Kazajistán, con una superficie de aproximadamente 2,7 millones de kilómetros cuadrados, es unas siete veces más grande que Alemania. Con 17,7 millones de habitantes, el país tiene una densidad de población relativamente baja de 7 habitantes por kilómetro cuadrado. En comparación: En Alemania viven 231 personas por kilómetro cuadrado. Esta república presidencialista de Asia Central limita con Rusia al norte, Mongolia y China al este, y Uzbekistán y Kirguistán al sur. Para Alemania, Kazajistán es el socio comercial más importante de Asia Central. Este país, regido por su presidente Nursultán Nazarbáyev, forma parte del grupo de los exitosos estados en transición. Kazajistán dispone de grandes yacimientos petrolíferos pero, en el marco de la estrategia «Kazajistán 2050», anunciada por su presidente, se pretende diversificar y modernizar considerablemente la economía. El objetivo es la entrada en el círculo de los 30 estados más desarrollados del mundo.

A pesar de la densidad de población tan reducida en comparación con Alemania, Kazajistán, al igual que muchas economías florecientes, se enfrenta a la tarea de cubrir de la forma más rápida posible la enorme demanda de viviendas para su población con viviendas de calidad y al mismo tiempo económicas. «Las ciudades de Kazajistán están creciendo muy rápidamente», comenta el director ejecutivo Hermann Weckenmann, «por lo que las técnicas de prefabricados de hormigón serán imprescindibles para crear viviendas económicas en poco tiempo».

 

Weckenmann construye una segunda instalación en Kazajistán

El fabricante de máquinas e instalaciones suabo Weckenmann puso exitosamente en funcionamiento a comienzos de 2016 una de las fábricas de prefabricados de hormigón más grandes de Kazajistán para la empresa GLB en Astana. Con la fábrica de prefabricados de hormigón en Aktobé (antiguamente Aktjubinsk), la quinta ciudad más grande de Kazajistán, el 30 de agosto de 2016 se celebró la inauguración de la segunda gran instalación de Weckenmann en presencia del gobernador, Berdylbek Spaparbaev. El fabricante de elementos prefabricados de hormigón Uy Kurylys produce allí desde mediados de 2016 forjados, elementos sándwich, muros interiores, elementos de huecos de ascensor y escaleras.

 

Nueva instalación de circulación de grandes dimensiones para elementos prefabricados de hormigón construida por Weckenmann en Kazajistán.
Gran satisfacción con la calidad: la dirección de la empresa y los operarios de las máquinas de Uy Kurylys en Kazajistán.
Listos para el montaje en obra: Muros laterales prefabricados de hormigón con ventanas ya instaladas.

103 nuevos puestos de trabajo en la fábrica de prefabricados de hormigón

Esta instalación de circulación de grandes dimensiones fue concebida por Weckenmann en estrecha colaboración con su socio kazajo, construida en la ciudad suaba de Dormettingen y montada y puesta en servicio por los especialistas de Weckenmann en Aktobé en tan solo 26 semanas. La instalación comprende 44 bandejas con las que se pueden fabricar elementos prefabricados de hormigón de alta calidad con un espesor de 80 a 400 mm. Con esta nueva instalación, Uy Kurylys ha creado 103 puestos de trabajo para empleados motivados, que están orgullosos de poder contribuir con su trabajo a mitigar el problema de la vivienda en su región. Con los elementos prefabricados de hormigón de la nueva planta se podrían construir 50.000 metros cuadrados de viviendas en 12 meses, lo que corresponde a diez edificios de nueve plantas. La empresa Uy Kurylys parte de la base de que el tiempo de montaje de un proyecto de construcción de viviendas con elementos prefabricados de hormigón de la nueva instalación de Weckenmann se puede reducir de doce a seis meses.

«El papel que juega la nueva planta para la región oeste de Kazajistán queda patente en el hecho de que el gobernador Saparbaev realizara la inauguración el 30 de agosto, el "Día de la constitución"», comenta Hermann Weckenmann, «ya que en esta importante festividad solo se pueden inaugurar en Kazajistán objetos que presenten un verdadera importancia para todo el país».

Entre Dormettingen y Aktobé hay 4100 kilómetros: una distancia considerable para las piezas de acero de 460 toneladas que componen la instalación. No obstante, todos los implicados en el proyecto por parte de Uy Kurylys y Weckenmann destacan la constructiva y estrecha colaboración. Y les complace saber que, en un futuro, con los elementos prefabricados de hormigón de la nueva instalación de circulación no solo se construirán viviendas, sino también escuelas infantiles, colegios, hospitales y otros objetos sociales.


 

INFORMACIÓNES Y ENLACE

Otros artículos sobre el tema